Arepa colombiana con queso derretido encima

¿De dónde es la arepa realmente: venezolana o colombiana?

Las mitologías indígenas hacen referencias al maíz o a la mazorca y describen estos como una «ofrenda que los dioses hicieron a los hombres».27José de Acosta, un viajero filósofo y jesuita español en el siglo XVI, contrastó la arepa con el pan y el casabe al decir que este es “más grueso y más cálido y engendra sangre.”27​ También menciona que la arepa tiene forma “de un disco solar” y el budare es como “piedra o arcilla de sacrificio para el rito del primer pan.”27​ Pedro Ruiz de Tapia, el contador del rey en Venezuela en 1548, señala que las arepas eran racionadas al pueblo; cada indio recibía tres arepas de maíz al día para el almuerzo y la cena.24

Tradicionalmente, la preparación de arepas era realizada por las mujeres.28​ En primer lugar, remojaban los granos de maíz, quitaban los cascos de los granos y molían los granos hasta hacer harina. Luego, la harina era mezclada con agua para crear una masa. Con la masa se amasaban bolas, las cuales eran aplanadas y cocidas hasta que el exterior de la masa estaba cocido. Para preparar arepas las mujeres metates para moler y triturar el maíz y budares (parrillas de barro cocido) para cocinar las arepas.29​ Las arepas tenían un 1,5 cm de grosor y 10 cm de diámetro y un peso de unos 250 gramos.30

Tanto en Colombia como en Venezuela le llaman “arepa” a una masa redonda hecha con maíz. Para muchos dentro de estos territorios, es un alimento indispensable.  No es la única masa redonda hecha con harina de maíz que se consume en América Latina. De hecho, existen más variedades que reciben otros nombres, como las gorditas en México o las pupusas en El Salvador. Pero si colombianos y venezolanos se reúnen y en la conversación surge de dónde proviene la arepa, hay que prepararse para una discusión caldeada y llena de argumentos.

“La arepa es como el pan en Venezuela”, dirá uno. “Pero es que la arepa original es de Colombia, sin relleno”, dirá el otro.. Sea de donde sea la Arepa, nos trae el mejor recuerdo atado a un estrecho vinculo entre Colombianos y Venezolanos

Lo cierto es que este producto se consume ampliamente en ambos países, y es muy probable que pocos venezolanos o colombianos le digan que no “a una arepita”.

La arepa ya era preparada y consumida por los aborígenes en tiempos precolombinos en los actuales territorios de Colombia y Venezuela.24​ Las costumbres alimentarias indígenas son vistas en platos criollos basados en maíz como la arepa.25

La preparación de la arepa por estos pueblos fue resultado natural de la producción del maíz. El maíz era un elemento importante en la dieta de los indígenas. En estas regiones, se cultivaban diversas variedades de maíz; en el territorio actual de Venezuela, las tribus cultivaban nueve tipos de maíz “blanco, para asar, blanco y negro, maíz largo, color ceniza, y el llamado por los españoles maíz cariaco, mientras que los cumanagotos lo llamaban erepa.”26